Alumnado de Artes Escénicas denuncia la violencia de género a través de textos lorquianos

La fuerza del flamenco y la percusión, la sensibilidad de la música y la voz, y la potencia teatral confluyen para crear un espectáculo lleno de emotividad y valor artístico llamado Malditas palabras.

A través de obras como obras como La zapatera Prodigiosa (1930), Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín (1933), Bodas de sangre (1933), Yerma (1934) o La casa de Bernarda Alba (1936), el grupo de 2º de Bachillerato de Artes ha emocionado al IES Alborán-Manuel Cáliz. En estos textos, Federico García Lorca plasmó la sociedad española de la primera mitad del siglo XX, otorgando un importante protagonismo a la mujer, a la que sitúa como protagonista. Así, Lorca da muestras de la dura y difícil vida de las mujeres de aquellos años. Una situación que se mantiene en el presente y que genera la discriminación de la mitad de la población. Las mujeres son retratadas en este espectáculo como las víctimas de un sistema heteropatriarcal, injusto y desigual, pero también como personas fuertes, autónomas y capaces, que luchan contra los abusos de la sociedad.

Así, el alumnado ha querido traer al presente estos textos a través de una adaptación, que muestra la transición de una mujer desde la madurez a la infancia y el origen de la construcción de los roles de género. El ritmo, la voz, el baile y las emociones buscan recordarnos que la reivindicación y la lucha por la igualdad y el bienestar de las mujeres deben continuar. Es un derecho y, también, un deber de la ciudadanía, que cesen las muertes y los malos tratos hacia ellas.

El éxito de este espectáculo ha atraído a distintos medios de comunicación así como a otros centros de la provincia. Por ello, Malditas palabras fue interpretado en varias ocasiones en nuestro centro y, una última, en el vecino IES Nicolás Salmerón, que acogió a nuestro alumnado con gran cariño.

http://www.lavozdealmeria.es/Noticias/142344/2/Alumnos-se-inspiran-en-Lorca-para-denunciar-la-violencia-machista-en-los-institutos